banner relaser home con drone

Por: RELASER

A través de tres casos distintos en los cuales se ha promovido la innovación y la tecnología para aportar al fortalecimiento de los Servicios de Extensión Rural en Colombia y Costa Rica, se presentaron los resultados de los fondos de innovación del programa “Llevando Servicios de Extensión Hasta la Última Milla” (LMP por sus siglas en inglés), financiado por el Fondo Internacional para el Desarrollo de la Agricultura (FIDA).

Durante el webinar de socialización, que tuvo lugar el pasado martes 6 de diciembre, se socializaron tres casos de éxito  (uno en Colombia y dos en Costa Rica), que buscan apoyar la puesta en marcha de innovaciones en los servicios de extensión para llegar a las y los pequeños productores y brindarles un mejor servicio. Así, la innovación es vista como algo que agrega valor o que resuelve un problema para ese grupo. A continuación, un resumen de las iniciativas presentadas:

Colombia: extensión virtual a través de la plataforma EVA

En el municipio de Girardota (Antioquia), se implementó la plataforma Extensionista Virtual Agropecuaria – EVA, con el objetivo de generar la integración de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones - TIC en la prestación de servicios de por medio de herramientas orientadas a promover la adopción de innovaciones por parte del productor y su familia.

El proyecto, que fue presentado durante el webinar por Holmes Rodríguez, tuvo varias fases, abarcando la identificación de las necesidades de las y los productores, el diseño del chatbot EVA, que funciona a través de WhatsApp, su implementación, y la capacitación y el escalamiento de las tecnologías. EVA tiene una interfaz fácil de usar, decidieron irse por Whatsapp al ser la herramienta de mayor difusión y de fácil acceso entre productores y productoras.

Además se realizaron 51 microvideos educativos sobre producción de café y de caña panelera, se capacitó a 13 extensionistas de las Empresas Públicas de Servicios de Extensión Agropecuaria en Girardota; se capacitó a 120 productores sobre el uso de Whatsapp como herramienta educativa, se visitaron fincas y se atendió a 304 productores de café y caña panelera. Entre las principales recomendaciones está continuar con EVA, brindar capacitación a productores y ofrecer contenidos para otras cadenas productivas. Además resaltaron el valor de partir de identificar las necesidades de las y los productores como primer paso para el diseño de esta tecnología, de modo que esté diseñada para brindarles respuestas útiles y efectivas a sus requerimientos.

Costa Rica: implementando un Sistema de Información de Producción Agropecuaria

Maria Elena Murillo presentó uno de los resultados del Fondo de Innovación en Costa Rica, con el proyecto: “El uso de las TIC aplicadas a los servicios de Asistencia Técnica y Extensión Rural (ATER): una experiencia en la Región Norte de Costa Rica”, que tiene como objetivo trabajar el tema de las TIC con los afiliados del Centro Agrícola Cantonal de San Carlos: un grupo de 115 personas que desarrollan d iferentesactividades agropecuarias, ganaderas y a nivel forestal.

Desde este proyecto también partieron de la base de identificar las condiciones de conectividad, acceso y uso de las TIC en el marco de la pandemia, además de tipificar a su público objetivo, sensibilizar sobre la importancia de las TIC y diseñar la App y capacitar sobre su uso. De ello se identificó que la edad promedio de las y los productores es de 58 años y son más resistentes a la tecnología, por lo cual se debía fortalecer ese trabajo de sensibilización, además de promover una mayor inclusión de jóvenes y mujeres dentro de los procesos productivos.

Las y los productores pueden ingresar a la herramienta SIPA a través de su teléfono con una clave. Allí van a poder agregar datos de siembra datos de cosecha, afectación, datos de ganadería y bovinos, entre otras. Esta información va a estar contenida en el sitio, y brinda un panorama de la población y las situaciones que determinan las necesidades y prioridades de las y los productores, para  establecer un programa de extensión específico para atender a esas necesidades, poniendo de nuevo a las necesidades y requerimientos de las y los productores en el centro de los esfuerzos.

Costa Rica: inseminación artificial por una producción más eficiente

Diego Arguello presentó el segundo caso de Costa Rica: a través de la creación de cuatro núcleos de inseminación artificial de búfalos, manejados para las y los productores en sus fincas, se busca promover el desarrollo de este sistema productivo, con el uso de semen importado y seleccionado de calidad certificada, logrando mejoras en la producción láctea y cárnica de la especie, con impactos en la economía rural, potenciando sinergias en la cultura productiva familiar.

Esta iniciativa estuvo dirigida a 60 productores y productoras, y estuvo acompañada de talleres sobre la técnica de inseminación artificial: se les entregaron los termos con el semen, se les habló de su uso adecuado y a cada uno de los cuatro núcleos conformados se le equipó con todos los elementos necesarios para garantizar el ciclo reproductivo.

Como conclusión se tiene que, al ser el búfalo una especie relativamente nueva, es necesario seguirle dando acompañamiento a estos núcleos para asgurar su sostenibilidad en el tiempo, con temas como: manejo alimenticio, sanitario, instalaciones, registros, comercialización, organización social, entre otros.

Como conclusión de estas dos iniciativas, Fabián Campos de Costa Rica resaltó dos elementos fundamentales: la importancia de promover las alianzas y la cooperación entre institiciones, organizaciones de la sociedad civil y agentes cooperantes para aumentar el impacto de las iniciaitvas, permitiendo una escalabilidad en el tiempo. Además, resaltó que la tecnología brinda una posibilidad de mejoramiento en la producción y en la calidad de vida de las y los productores; posibilita la generación de toma de decisiones basadas en la demanda, y eso quiere decir que el o la extensionista tiene de primera mano las necesidades principales de las y  los agricultores para tomar sus decisiones de cómo orientar la extensión de forma más efectiva. También destacó el aporte de brindar capacitación técnica para introducir nuevas tecnologías, algo que se puede seguir implementando a futuro.